Otro lector sobre los Hnos. Dimond y el dogma de la salvación


Tomás escribe:

La materia del bautismo es el agua natural, pero eso no quita que el bautismo del agua puede ser sustituido por el martirio o un acto de amor perfecto a Dios o de arrepentimiento con el deseo implícito del bautismo (bautismo de deseo). Así lo ensenia claramente San Pío X en su catecismo, pregunta 567.

+

Otro error de los hermanos Dimond es decir que nadie que no pertenezca a la Cuerpo de la Iglesia puede salvarse.

San Pío X en su catecismo, Pregunta 171 ensenia que alguien que sin culpa propia esta fuera de la Iglesia, pero esta bautizado o al menos tiene el deseo de ser bautizado, busca sinceramente la verdad y vive de acuerdo con los mandamientos de Dios en la medida que los conozca, si bien esta separado del Cuerpo de la Iglesia, pertenece al alma de la Iglesia y puede salvarse.

+

El inspirador de estos errores, el jesuita Feenay, fue excomulgado y falleció como miembro de la secta modernista.

+

Los Hermanos Dimond le prohíben a la gente asistir a rituales no católicos (por ejemplo, casamiento modernista de parientes) sin distinguir entre la asistencia activa (la cual está prohibida por el CJC) y la pasiva (la cual esta permitida).

En el actual ambiente de ecumenismo uno tiene que tener mucho cuidado de no confraternizar con los herejes, pero eso no es motivo para caer en exageraciones que van contra la enseñanza de la Iglesia.

Yo jamás asistiría a un ritual no católico (por ejemplo, una “misa” montiniana), pero a veces es necesario. En este caso lo hago, pero por supuesto solamente en forma pasiva.

+

Otro error es condenar la Planificación Natural Familiar, cuando ésta esta permitida, pues no contradice los fines del matrimonio. Por supuesto solamente si hay motivo grave para evitar una concepción.

+

Yo también aprecio la posición clara y coherente de los Hermanos Dimond frente a la secta “conciliar”, pero a veces lamentablemente exageran la nota.

+++++

Respuesta de El Cruzado.org

Tomás,

I.- Respecto al dogma “Fuera de la Iglesia No Hay Salvación”.

El dogma debe ser seguido tal como lo enseña la Iglesia, se debe obedecer. Ud. se equivoca en algo muy importante cuando dice:

“Otro error de los hermanos Dimond es decir que nadie que no pertenezca a la Cuerpo de la Iglesia puede salvarse”.

Esa afirmación no es católica, es protestante y la comparten los modernistas como JPII y Ratzinger.

La materia del bautismo- como enseña la Iglesia- <strong>es el agua.</strong> Así lo enseña San Juan (3,5), <strong>literalmente. </strong>Cuando Nuestro Señor dice “En verdad, en verdad os digo” es literal, tal como definen los Papas. Decir que “es el agua pero se puede entender de otra manera” no es algo católico. Es más bien un razonamiento protestante.

 “RESPONDIÓ JESÚS: EN VERDAD, EN VERDAD TE DIGO QUE QUIEN NO RENACIERE DEL AGUA Y DEL ESPÍRITU, NO PUEDE ENTRAR EN EL REINO DE LOS CIELOS” (Juan 3, 5)

Ud. Tomás, no está de acuerdo con Nuestro Señor: está en un problema.

La Iglesia católica es la guardiana e intérprete de la Sagradas Escrituras. Ella sola ha recibido el poder y la autoridad para determinar infaliblemente el verdadero sentido de los textos sagrados.

AQUI ESTÁ LA PRUEBA DE QUE NO SE PUEDE INTERPRETAR EL SIGNIFICADO DE LO DEFINIDO POR LA IGLESIA y es la prueba de que UD DEBE OBEDECER LO QUE LA IGLESIA DEFINIÓ EN SU MAGISTERIO:

Papa Pío IX, Primer Concilio Vaticano, sesión 3, cap. 2 sobre la revelación, 1870:

“… Nos, renovando el mismo decreto, declaramos que su mente es que en materias de fe y costumbres que atañen a la edificación de la doctrina cristiana, ha de tenerse por verdadero sentido de la Sagrada Escritura aquel que sostuvo y sostiene la santa madre Iglesia, a quien toca juzgar del verdadero sentido e interpretación de las Escrituras santas; y, por tanto, a nadie es lícito interpretar la misma Escritura Sagrada contra este sentido ni tampoco contra el sentir unánime de los Padres

AQUI ESTA LA PRUEBA DE EL SACRAMENTO DEBE CELEBRARSE EN AGUA

Papa Eugenio IV, Concilio de Florencia, “Exultate Deo”, 22 de noviembre de 1439 ex cathedra: “El primer lugar entre los sacramentos lo ocupa el santo bautismo, que es la puerta de la vida espiritual pues por él nos hacemos miembros de Cristo y del cuerpo de la Iglesia. Y habiendo por el primer hombre entrado la muerte en todos, ‘si no renacemos por el agua y el Espíritu’, como dice la Verdad, ‘no podemos entrar en el reino de los cielos’ (Juan 3, 5). La materia de este sacramento es el agua verdadera y natural”

Ahora, si erradamente cree que el “martirio” de un no bautizado, serviría:

Papa Eugenio IV, Concilio de Florencia, “Cantate Domino”, 1441, ex cathedra: “[La Santa Iglesia Romana] Firmemente cree, profesa y predica que nadie que no esté dentro de la Iglesia católica, no sólo los paganos, sino también judíos o herejes y cismáticos, puede hacerse partícipe de la vida eterna, sino que ‘irán al fuego eterno que está aparejado para el diablo y sus ángeles’ (Mat. 25, 41), a no ser que antes de su muerte se uniere con ella; y que es de tanto precio la unidad en el cuerpo de la Iglesia (ecclesiastici corporis) que sólo a quienes en él permanecen les aprovechan para su salvación los sacramentos y producen premios eternos los ayunos, limosnas y demás oficios de piedad y ejercicios de la milicia cristiana. Y que nadie, por más limosnas que hiciere, aun cuando derramare su sangre por el nombre de Cristo, puede salvarse, si no permaneciere en el seno y unidad de la Iglesia católica

II.- Respecto al Catecismo de San Pio X

EL CATECISMO QUE SE AUTORIZÓ EN EL REINADO DE SAN PIO X TIENE ERRORES, NO ES UN DOCUMENTO INFALIBLE. AQUI LA PRIMERA PRUEBA:

La prueba es la propia definición de la INFALIBILIDAD PONTIFICIA: no incluye ni el código de derecho canónico ni las sanciones del santo oficio ni el catecismo aprobado por el Vaticano en el reinado de Pio X, observe:

Papa Pío IX, Concilio Vaticano I, 1870, sesión 4, cap. 4: “… el Romano Pontífice, cuando habla ex cathedra – esto es, cuando cumpliendo su cargo de pastor y doctor de todos los cristianos, define por su suprema autoridad apostólica que una doctrina sobre la fe y costumbres debe ser sostenida por toda la Iglesia universal –, por la asistencia divina que fue prometida en la persona del bienaventurado Pedro, goza de aquella infalibilidad que el Redentor divino quiso que estuviera provista su Iglesia en la definición de la doctrina sobre la fe y las costumbres; y, por tanto, que las definiciones del Romano Pontífice son irreformables por sí mismas y no por el consentimiento de la Iglesia”.

La doctrina de la Iglesia está contenida en las Encíclicas y las Bulas, así como en los documentos conciliares aprobados por el Papa. No la constituyen los catecismos ni los discursos, etc.

El catecismo atribuido al Papa San Pío X nos repite la misma enseñanza de fide de la Iglesia católica sobre la necesidad absoluta del bautismo de agua para la salvación.

Catecismo mayor de San Pío X, Los Sacramentos, “Bautismo”, P. 16:

“P. ¿Es necesario el bautismo para la salvación? R. El bautismo es absolutamente necesario para la salvación, porque nuestro Señor ha dicho expresamente: ‘Quien no renaciere de agua y el Espíritu Santo, no puede entrar al reino de Dios’”

Por tanto, contrariamente a la creencia popular, los que rechazan el “bautismo de deseo” en realidad siguen la enseñanza del Catecismo atribuido al Papa San Pío X sobre la necesidad absoluta del bautismo de agua. Ellos, sin embargo, no siguen la enseñanza de este catecismo falible cuando procede a contradecir esta verdad sobre la necesidad absoluta del bautismo de agua para la salvación.

Catecismo mayor de San Pío X, Los Sacramentos, “Bautismo”, P. 17: “P. ¿ Puede suministrarse la falta del bautismo de cualquier otra forma? R. La falta del bautismo puede suministrarse por el martirio, que se llama bautismo de sangre, o por un acto de perfecta caridad a Dios, o de contrición, junto con el deseo, por lo menos implícito, del bautismo, y esto se llama bautismo de deseo”.

Esto es de nuevo una total contradicción a lo dicho en Pregunta 16. Cabe señalar que este catecismo, aunque atribuido al Papa San Pío X, no vino de su pluma y no fue promulgado solemnemente por él. No obstante, no hay ninguna bula papal de San Pío X que promulgue el catecismo, por lo que es solamente un catecismo falible que salió durante su reinado y se le dio su nombre. Pero, aun cuando el mismo San Pío X hubiese escrito este catecismo (que no lo hizo), no afectaría en absoluto los puntos que he expuesto. Esto es porque un Papa es infalible solamente cuando habla magisterialmente. Este catecismo no es infalible porque no fue promulgado solemnemente desde la Cátedra de Pedro ni menos por el Papa.

Cabe destacar que de hecho, el catecismo que el Papa San Pio X SI PROMOVIO FUE EL CATECISMO DEL CONCILIO DE TRENTO.

III.- Respecto a su adhesión a la Planificación Familiar Natural, condenada por la Iglesia por el Papa Pio XI

También se equivoca respecto a que la Planificación Familiar Natural está permitida. Ud. dice: “Otro error es condenar la Planificación Natural Familiar, cuando ésta esta permitida, pues no contradice los fines del matrimonio. Por supuesto solamente si hay motivo grave para evitar una concepción”. Esta afirmación suya, tampoco es católica. Es fruto de su imaginación tal vez, no puedo saberlo. Lo que sí sabemos los católicos es que la Iglesia CONDENO OFICIALMENTE LA PLANIFICACIÓN NATURAL FAMILIAR, EL PAPA PIO XI EN SU ENCÍCLICA CASTI CONNUBI, DIRIGIDA A LA IGLESIA UNIVERSAL.

En este link http://elcruzado.org/category/planificacion-natural-familiar/ podrá:

1. Descargar la encíclica, para que la estudie y la obedezca, como buen católico.

2. Ver preguntas y respuestas de lectores.

IV.- En cuanto al caso del Padre Fenney, quien fue excomulgado por razones disciplinares, puede leer la página 237 de este libro para que conozca el tema:

https://elcruzadodotorg.files.wordpress.com/2011/05/fuera-de-la-iglesia-no-hay-absolutamente-ninguna-salvacion.pdf

Lo invito a que obedezca el Magisterio de los Papas sobre el dogma de la salvación y a que abandone sus ideas propias, siendo sumiso al Sucesor de San Pedro, quien no yerra, ya que Nuestro Señor lo prometió.

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: